El desarrollo económico y el crecimiento de la población

Autores/as

  • Victor L. Urquidi El Colegio de México A.C.

DOI:

https://doi.org/10.24201/edu.v3i01.1699

Resumen

Durante largos lustros, los economistas no se ocuparon del incremento y el cambio demográficos sino como datos que había que acomodar en alguna forma a la teoría del desarrollo o a la de la determinación del ingreso. No percibían adecuadamente la integración del elemento población en los procesos sociales dinámicos, en los procesos económicos y, en particular, en los cambios de estructura que implica el desarrollo. Mientras el crecimiento demográfico fue lento y no se registraron los agudos movimientos migratorios entre las áreas rurales y las urbanas que son hoy característicos del proceso de desarrollo, tal vez se justificara, desde el punto de vista de los economistas, esa relativa desatención a la demografía. No se carecía de antecedentes sobre el fenómeno de la población, desde las preocupaciones malthusianas hasta las teorías del óptimo de la población en boga hace unos cuarenta años. Por otro lado, las grandes migraciones internacionales del siglo XIX entre Europa y el continente americano, y otras no insignificantes entre el Lejano Oriente y determinadas áreas de este continente, debieran haber hecho pensar en su significación. Pero fue todavía en parte la era de las grandes expansiones del siglo XIX, cuando acudían capital y gente a la apertura de nuevas tierras, así como a la explotación de productos básicos ávidamente solicitados por las naciones industriales en cierne, primero Europa y después Estados Unidos y Canadá.

Descargas

Publicado

1969-01-01

Número

Sección

Artículos